• Policialesvolver

    Sábado, 03 de marzo de 2012

    La banda de rosarinos quedó más comprometida en asaltos

    Ayer, tres integrantes de la banda denunciada por haber participado en violentos asaltos en Paraná y la zona, fueron reconocidos en la ronda que se realizó en Tribunales.

    Individualizados. Los rosarinos fueron reconocidos por víctimas en la ronda.

    En la tarde de ayer fueron reconocidos en la ronda que se realizó en Tribunales los tres integrantes de la banda denominada Los rosarinos, que en Paraná, Paraná campaña y Diamante tienen 10 denuncias de haber participado en violentos asaltos.
     

    El trámite judicial se ejecutó luego de que una comisión policial a cargo de personal de la Dirección de Investigaciones, de la División Robos y Hurtos, y de la Alcaidía trasladó a los sospechosos que se encuentran detenidos en una cárcel cercana a Rosario.
     

    El director de Investigaciones, Carlos Schmunk, informó a UNO que “la denominada banda de Los rosarinos, fue detenida a fines de 2010 en esa ciudad santafesina en un operativo en conjunto entre las policías de Entre Ríos y Santa Fe”.
     

    Los mismos fueron acusados de ser los responsables de varios asaltos en zonas rurales de Paraná campaña, La Paz y Diamante. “Pero además cuentan con denuncias por hechos similares acontecidos en Santa Fe, Rosario y Córdoba”, resaltó Schmunk, para indicar que “en Paraná fueron puestos a disposición de la Justicia en las causas que se están investigando”.
     

    En la ronda judicial a la que acudieron algunas de las víctimas de los violentos hechos, fueron reconocidos Félix Osuna, de 44 años; Damián Pereira, de 35; y Marcelo Giménez, de 42.
     

    El procedimiento se ejecutó en el Juzgado de Ricardo Bonazolla, por lo que no se descarta que en corto tiempo sean nuevamente trasladados para continuar con el resto de las causas en ese Juzgado, como también en el de Elisa Zilli.
     

    Se recordó desde la Policía que en los allanamientos practicados en su tiempo en Rosario, se ubicaron joyas por casi 100.000 pesos robadas a una mujer que vive a poca distancia del autódromo de Paraná y herramientas a una familia de María Grande.